sábado, octubre 18, 2008

Silencio de una lapida

Silencio de una semilla

Silencio de un cuerpo

que se cierra

duro y frió

4 comentarios:

pe-jota dijo...

A veces hablan, sólo hay que saber oír.

Juan Mas dijo...

el silencio no existe solo en un cuerpo frio, a veces los q tenemos sangre caliente tenemos mas silencios ocultos q todo un cementerio... espero q no te moleste q te ponga en mis paginas recomendadas

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Genial tu escritura poética, esos versos directos y sensibles...
Maravilloso.
Desde aquí, te invito a que te adentres en mi nueva obra, el cabaret de los sueños...

Mil gracias
Isidro

Capri c'est fini dijo...

Vamos al silencio, ese es el drama de cualquier vida... el silencio total y absoluta de la tierra. Un abrazo.