sábado, noviembre 22, 2008

Una mezcla

extraña

de sabores

desarma

mi vida


No hay comentarios.: