miércoles, abril 23, 2008

Quietos casi dormidos los colores en los lápices

esperan la belleza de un corazón

1 comentario:

pe-jota dijo...

Con ganas de expresar y dar lo que lleva dentro.