domingo, agosto 24, 2008

Cuando te nombran las palabras

cuando te nombran las cosas

Soy

un nombre vació

y

¿como deshabitarme de lo que no muere?

Algo

lleva

tu nombre

para mi

tu boca abierta

nace donde muere

despertando mis ojos

en el fondo del mar


11 comentarios:

Calebe Cardoso dijo...

Muy bonito su poesía ...
Esto se aplica también, cuando estamos llamados a hacer lo que quieren y no lo que queremos.

Calebe Cardoso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pe-jota dijo...

Precioso !!

Walterio dijo...

No atrapo el nombre,
no alcanzo a predecir
el número necesario
de latidos
que guíen el hallazgo,
solo el palpable vacío,
que la madrugada atreve
a instalar en el espejo.

Um jeito diferente de ver a vida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Calebe Cardoso dijo...

Gracias por haber regresado a mi blog.

Como he hablado, su blog es muy interesante, que atrae nuestra parte filosófica.

Tiene una gran semana.

Bruno dijo...

interessante!
como o véu dos nossos olhos pode descortinar a morte. temo em dizer que estes seus novos poemas fazem referencia a uma poetica do olhar.

MANCHA dijo...

Un saludo. Desde México, las manchas.

MANCHA DESIGNADA, ya te agregamos a nuestros links.

Victor Oliveira Mateus dijo...

O poeta deseja(desea), escuta(escucha): "algo lleva tu nombre para mim", mas(pero) o que é
vida logo(luego) morre: "tu boca abierta/ nace donde muere", até(hasta) os olhos(ojos) quando despertam fazem-no(lo hacen) no fundo do mar: "despertando mis ojos/en el fonde del mar".

A impotencia do(del) eu(yo)-poético
ante a crueldade do destino.

Abrazo

hermes dijo...

Como siempre, me maravilla cada palabra puesta donde debe.

Alexandre B dijo...

Belíssimas palavras, poemas concisos e contundente, feitos daquele "selvagem coração da vida". Abraço.