miércoles, septiembre 17, 2008


Ausencia de lo que viene,

presencia de lo que se va

¿Quien podrá esconderse de la felicidad?


Mendigo de un corazón

embalsamado de rocas

1 comentario:

pe-jota dijo...

El presente es un instante, tan corto que sólo de pronunciarlo, ya se ha ido.